Moverse en libertad: ¿Qué esperar de tu bebé?

Updated: May 24, 2018

Uno de los momentos más trascendentales como papás es el ver a tu bebé dar sus primeros pasos...es ufff! seamos honestos, hasta llega ese nudito en la garganta al verlo caminar por primera vez, algo que siempre se idealiza como papás, sólo que cuando lo eres lo valoras infinitamente más. Este, aparentemente, es el inicio del movimiento independiente de tu bebé, sin embargo, muy pocos conocen que para llegar a este momento el bebé descubre todo un mundo de sensaciones y experiencias, la libertad corporal se inicia de mucho antes...



Desde la panza el bebé experimenta a través de sus sentidos, percibe sabores, siente y hasta es capaz de reconocer sonidos como la voz de mamá, sin embargo no es hasta que nace que la libertad de movimiento puede verse estimulada o limitada por el medio en el que se desarrolla. Los bebés están constantemente expuestos a estímulos a su alrededor y está en nuestras manos saber explotar al máximo nuestros recursos y estrategias para acompañarlo en su exploración. ¡Ojo! no sobre-estimularlo sino permitirle reconocer su espacio y darle seguridad en este proceso.


Una de mis autoras favoritas y referentes en cuanto a educación en primera infancia es Emmi Pickler, quien realizó muchos estudios e investigaciones acerca del desarrollo motor durante los primeros meses, proponiendo una enfoque respetuoso a este proceso. Los niños son capaces de aprender en su propio entorno y de desarrollarse en forma autónoma, por esto el desarrollo motor se da cuando los bebés están preparados para ello, sin la ayuda del adulto. Como adultos debemos ser observadores y acompañantes en este proceso, dándoles seguridad, apoyo y cariño en todo momento.



¿Qué podemos esperar entonces?

  1. Que disfrute cada una de las etapas por las que debe pasar. No forzar los movimientos, ni hacerla de entrenadores en el proceso, esto puede generar estrés e inseguridad en el bebé, algo que no es muy favorable en su desarrollo emocional.

  2. Tener en cuenta que no hay un mes específico para algún movimiento, ningún bebé es igual a otro, cada uno tiene su propio tiempo, a lo largo de los meses ellos descubrirán los movimientos que ya son capaces de realizar.

  3. Que explore y busque nuevos espacios. Aquí es super importante darles el espacio que necesiten para permitirle esa exploración. Busca un espacio amplio y seguro dentro de casa, con elementos firmes y estables con los que pueda interactuar.

  4. Finalmente, considerar que los bebés inician el movimiento echado boca arriba. Es a partir de esta posición que el bebé empezará a moverse o desplazarse de forma natural. El bebé debe sentarse solito como consecuencia de su propio descubrimiento, ésta nunca debe ser la posición de inicio.



Los bebés son curiosos, exploradores y llenos de vitalidad, se sorprenden con lo más mínimo y hacen grande detalles ínfimos. Los bebés necesitan de nosotros sí, necesitan tener esa confianza y seguridad que se da a través del vínculo, que al voltear se encuentren con esa mirada que los impulsan a seguir, que los mantienen firmes en sus pequeñas luchas, que les habla con ternura en la cotidianidad. Los bebés son nuestros pero libres a la vez.


TM


92 views

@2018  by Tati Merino 

Lima - Perú